La Pura Vida
"Aceptemos lo negativo al acoger lo positivo."
Beth Evans, Joe Beadle | 21 January 2018

Tanto más que un eslogan que atrae a millones de turistas, en realidad la Pura Vida es una frase utilizada habitualmente en Costa Rica. Se utiliza por la gente local para decir hola, adiós, y expresa la alegría de vivir. Según los Ticos - la gente de Costa Rica - es una filosofía de la vida. Costa Rica se encontró en duodécimo lugar en el reportaje de la alegría mundial de 2017 - ¿podría ser la llave de su éxito esta mentalidad?

Una buena comparación sería Hakuna Matata del Rey León de Disney - representa un estilo de vida sin estrés, surfeando las olas de los altibajos naturales de la vida. El concepto requiere que se aprecie lo bueno de la vida, y anima que no nos preocupemos, sino aprendamos, de lo negativo. Dicha filosofía de la vida se aplica a casi cada camino de sus vidas, promoviendo el bienestar, la alegría, la puridad, y el cuidado de otra gente, de los animales y del planeta.

Además de la amabilidad y la hospitalidad, la actitud de la Pura Vida desempeña un papel clave en tantos aspectos de la vida costarricense. Por ejemplo, durante nuestra visita más reciente el verano pasado, mi familia y yo aprendimos que los componentes claves de una dieta costarricense son el arroz y los frijoles, que se sirven al desayuno, al almuerzo y la cena. Los Ticos dan fe que tal combinación deja entra a la “zona azul” y hace que viváis hasta cien años.

Esta dieta es basada completamente en productos locales de origen local, para que se reduzca la huella de carbono y prosperen las empresas locales. Están orgullosos de su país y sus productos locales, que sean los plátanos sea el café, así que no se ven ningunas marcas globales, como Starbucks, por ahí. A la gente local le suele importar el ’Tico tiempo’; en realidad, eso quiere decir ’llegar tarde.’ Con dicha actitud relajada de la vida, los Ticos son acostumbrados a llegar muchas horas tarde para reunirse con amigos, ¡tal vez lo inadecuado de la frase!

No obstante, a mayor escala, los efectos de esta filosofía de la vida son más beneficiales. La priorización de la conservación del mundo natural le ha permitido convertirse en uno de los países vanguardistas de esta forma, puesto que el 98,1% de su energía en 2016 originaba de recursos renovables, y el país tiene un objetivo para ser ’carbono neutral’ para 2021. Costa Rica ha introducido impuestos para los hidrocarburos también, cuyo el dinero financia el sistema nacional que paga para los servicios medioambientales, fabricando una espiral creciente. Además, los esfuerzos conservacionistas de Costa Rica han sido ejemplares, ya que el 25% de la tierra del país se protege y Costa Rice tiene veinte parques nacionales, doble del número de los del Reino Unido, aunque poco más que un quinto del tamaño. Entre los 1,7 millones de turistas que visitan el país cada año, el 80% participa en las actividades ecoturísticas: por eso el turismo se dirige a los esfuerzos conservacionistas. Dichos esfuerzos que conservan el medio ambiente benefician a Costa Rica de varias maneras, creando el encanto que atrae a tantos turistas al país, imprescindible para su crecimiento económico. 

Finalmente, Costa Rica es un país tranquilísimo, favoreciendo la tolerancia y la diplomacia en lugar de la hostilidad y la guerra, y por eso decidió de abolir su ejército en 1949. Como consecuencia, el gobierno puede gastar mucho más dinero para la asistencia sanitaria y educativa, en lugar de los gastos militares, conduciendo a una tasa de alfabetización del 96% y una expectativa de vida de 79,3 años. El país sirve como la base de varias organizaciones de paz como el Corte Interamericana de derechos humanos, la Universidad para la Paz de las Naciones Unidas, y el Consejo de la Tierra.

Así, ¿qué podemos aprender de Costa Rica y la Pura Vida? Aprendemos que los esfuerzos medioambientales y las políticas exteriores tranquilas no sólo son viables sino también atraen beneficios fenomenales. Tal vez aprendemos también que más vale que nos alejemos de la cotidiana, apreciemos la belleza del mundo y nuestra existencia adentro, pasemos por alto los estresitos y tengamos una visión más amplia, y aceptemos lo negativo al acoger lo positivo. 

(Traducido por Joe Beadle 20/12/17)

James Routledge 2016